Nuestra Identidad

Nuestra Identidad: Uno de los mayores problemas que aquejan al ser humano es el problema de la identidad. Cuando este problema no es resuelto a cabalidad, causará un desequilibrio espiritual, emocional y sentimental. 

Las personas que vivan sus vidas sin una guianza correcta desarrollaran hábitos y practicas destructivas que los llevará a vivir una vida infeliz y nunca podrán llegar a alcanzar el potencial para que fueron creados.

Si no conocemos nuestra identidad nunca entenderemos de dónde venimos, a dónde vamos y porque es que hemos nacido.

Este problema aqueja a las personas en todos los niveles de nuestra sociedad. Tanto el pobre y marginado de la sociedad como el que tiene acceso a todos los privilegios que trae una posición de familia tienen las mismas preguntas sin ser respondidas.

La gente pasará sus vidas buscando esta identidad y en el proceso de esta búsqueda pasaran mucho sufrimiento, rechazos y otro sin fin de heridas emocionales y espirituales.

Veamos ahora si la Biblia nos puede ayudar a resolver este problema de identidad.

¿De Dónde Vengo?

Somos Seres Creados no Evolucionados 

Colosenses 1:16  16Porque por él fueron criadas todas las cosas que están en los cielos, y que están en la tierra, visibles é invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fué criado por él y para él. Todos fuimos creados por el Hijo de Dios 

El ser humano es la cúspide de la creación

Génesis 1:26  26Y dijo Dios: Hagamos al hombre á nuestra imagen, conforme á nuestra semejanza; y señoree en los peces de la mar, y en las aves de los cielos, y en las bestias, y en toda la tierra, y en todo animal que anda arrastrando sobre la tierra. Creados a la imagen y semejanza de Dios

¿Porqué estoy aquí en la Tierra?

Para llegar a ser hijo de Dios

Juan 1:12 Mas á todos los que le recibieron, dióles potestad de ser hechos hijos de Dios, á los que creen en su nombre:

Respondiendo cuando se llame mi nombre 

Apocalipsis 17:8 8La bestia que has visto, fué, y no es; y ha de subir del abismo, y ha de ir á perdición: y los moradores de la tierra, cuyos nombres no están escritos en el libro de la vida desde la fundación del mundo, se maravillarán viendo la bestia que era y no es, aunque es.

Recobrar la imagen del creador en mi 

3 Elementos

El Espíritu Santo. 1 Corintios 3:18

Por tanto, nosotros todos, mirando á cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma semejanza, como por el Espíritu del Señor.

La Palabra. Santiago 1:23-25

Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella, éste es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural.
Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego olvida cómo era.
Mas el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, éste será bienaventurado en lo que hace.

          Los ministerios. Efesios 4:12-13

a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo,
hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo

Recibir una Herencia. Existen condiciones para recibir una herencia:

    1. Ser hijo del Testador (Hijos de Dios)
    2. La Muerte del Testador: Dios padre es el dueño de todo, pero cuando envió a su Hijo a la tierra, el Padre le entregó todas las cosas (Jesucristo murió)
    3. Reclamar la Herencia (Conocer tus derechos y hacerlos valer)
    4. ¿Cual es la Herencia? 

El Reino (Gobernar)

Lucas 12:32 No temáis, manada pequeña; porque al Padre ha placido daros el reino Lucas 22:29 Yo pues os ordeno un reino, como mi Padre me lo ordenó á mi

La Tierra 

Por años las iglesias nos han predicado y enseñado que nuestra herencia es el cielo y que la tierra y el mundo le pertenece al enemigo. Quiero decirte que estas doctrinas no tienen ningún respaldo bíblico.  

Lo que dice la Biblia: Salmo 24:1

Salmo de David. DE Jehová es la tierra y su plenitud; El mundo, y los que en él habitan.

Mateo 5:5 Bienaventurados los mansos: porque ellos recibirán la tierra por heredad.

Estas doctrinas erróneas han creado una iglesia pasiva, sin conocimiento de los propósitos de Dios y sin ningún interés  de cumplirlos.

Al mismo tiempo parece que muchas otras organizaciones y gobiernos están en una lucha sin cuartel para tomar dominio de lo que Dios ha dicho que nos pertenece a nosotros. Las guerras mundiales son un reflejo de este concepto

    Nuestra Misión: Invadir y conquistar todos los reinos del mundo

La medicina, las leyes, la educación, la política, el comercio, las Finanzas, etc.

Como lograrlo:

Con el poder del Espíritu Santo

Educándonos para que podamos ser instrumentos de cambio en la sociedad.

Desarrollar el carácter de Dios para que podamos prevalecer en medio de los ambientes corruptos de estas instituciones (José en Egipto, Daniel en Babilonia)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *