El Espiritu de Dios

by on January 22, 2011 in Articulos

Espíritu de Dios

Todos los derechos reservados por Apóstol Eduardo Vargas 2010 ® ©

Introducción

Restauración de la Creación
Dios quiere hacer algo poderoso en la tierra. Dios va a restaurar toda la creación a su estado original.

Dios es perfecto y todo lo que el hace lo hace perfecto. Dios hizo los cielos y la tierra perfectos. Después que Dios completó la creación original algo sucedió que puso a la creación en deterioro. (Este acontecimiento es una enseñanza aparte de la cual podremos estudiar en una oportunidad mas adelante)

katabole
un pequeño vislumbre de este acontecimiento: Sucedió una catástrofe en la creación conocida como Katabole y desde entonces la creación no ha sido la misma que al principio cuando Dios primero la hizo.
En esta catástrofe la creación original tuvo que ser llevada a un estado básico o fundamental. Desde entonces Dios empezó un proceso que se conoce como restauración.

Los Agentes de Dios
Dios usa tres elementos para llevar a cabo su obra de restauración en la tierra: El Espíritu de Dios, La palabra de Dios y el hombre
Génesis 1:2,3,28

El Hombre
Dios confió al hombre la tarea de terminar la obra de restauración en este planeta, pero el hombre falló a Dios y esta obra se truncó por muchos años.

Pausa
La restauración de la creación se puso en pausa debido al pecado del hombre. Esta restauración será puesta en marcha cuando el hombre sea completamente restaurado por Dios a su estado original.

Restauración del Hombre
Dios esta ahora en la tarea de restaurar al hombre a su estado original para así usarlo para que termine la obra que empezó Adán y Eva.

Los agente a través de quienes llevará a cabo esta restauración en el hombre son los mismos que al principio: El Espíritu de Dios, La Palabra de Dios y un Hombre de Dios.

La restauración del hombre estará completa cuado en el hombre se vea reflejada la imagen y semejanza de su creador (Romanos 8:29)

Esta declaración es algo que Dios ha revelado en estos últimos tiempos pues no se había entendido que Dios quería hacer semejante cosa.

Capitulo 1

Dios Revela sus Misterios

Colosenses 1:26
26A saber, el misterio que había estado oculto desde los siglos y edades, mas ahora ha sido manifestado á sus santos
Misterio es una verdad que Dios oculta y que no se puede descubrir por inteligencia, estudio o sabiduría humana. La única manera de entender estos misterios es si el Señor los quiere revelar.
Antes mencionaba de que relación y revelación van de la mano. Mientras mas estrecha sea nuestra relación con Dios, mas es la revelación que el nos dará de sus misterios.
Los misterios son manifestados, o revelados, a los santos

Efesios 3:3-5
3A saber, que por revelación me fué declarado el misterio, como antes he escrito en breve; 4Leyendo lo cual podéis entender cuál sea mi inteligencia en el misterio de Cristo: 5El cual misterio en los otros siglos no se dió á conocer á los hijos de los hombres como ahora es revelado á sus santos apóstoles y profetas en el Espíritu:

El Apóstol Pablo
El libro de Efesios es escrito por el apóstol Pablo. Este varón era muy importante en la sociedad de su tiempo. Pablo estudió en las mejores universidades de su tiempo y llego a ser maestro de la secta de los Fariseos. Los fariseos eran hombres dedicados al estudio y la preservación de la ley de Moisés.
A pesar de todas estas cosas que Pablo había logrado, el no entendía nada de los propósitos de Dios; Pablo no tenía revelación de Dios.
Dios llamó a Pablo para que fuera apóstol de los gentiles. Debido a su relación con Dios y por el llamado en su vida, Pablo recibió revelación de los misterios de Dios

La Revelación de Dios
Mientras mejor sea nuestra relación con Dios, mas vamos a conocerlo y mientras mas lo conozcamos, mas podremos ver nuestras vidas transformadas

Dios llevara a cabo esta gran obra de nuestra transformación a través de la revelación de lo que el es.

Conociendo a Dios
Nuestra transformación depende del nivel de nuestro conocimiento de Dios.
John 17:3 Y ésta es la vida eterna: Que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo a quien tú has enviado.

Relación con Dios
Nuestro conocimiento de Dios depende de nuestra relación con el.
Dios es nuestro Padre y nosotros somos sus hijos

Nuestra relación con Dios depende de nuestro conocimiento de quien es el.
Según el nivel de nuestra relación con Dios, así será en nivel de nuestra transformación.

Es importante que avancemos en nuestro conocimiento de Dios. Vida eterna no es vivir para siempre. Vida eterna es conocer a Dios, conocerlo en todas las formas en que el se manifiesta.

Dediquemos tiempo para conocer de Dios y para conocer a Dios. Leamos y estudiemos las escrituras para que podamos así crecer en nuestro conocimiento de lo que Dios es.

Capitulo 2

Dios es Uno

Este concepto se nos es difícil de entender. La Biblia nos dice que solo hay un Dios.
Dios es uno. Dios es uno pero se manifiesta en varias formas y con diferentes nombres; algunos de estos nombres son el resultado de la experiencia de algunas personas con Dios. Debido a la naturaleza de este estudio no vamos a concentrarnos en esos nombres, si no que vamos a hablar de los nombres de Dios en la forma mas sencilla.
Dios se manifiesta en los cielos en tres diferentes formas. Dios Padre, Dios Hijo, Dios Espíritu Santo.
Dios también se manifiesta en la tierra. Dios en la tierra es: Jesús, Cristo, Señor.

Cada nombre de Dios tiene una manifestación diferente de lo que el es. Conforme conozcamos a Dios en sus diferentes nombres, así iremos conociendo esas manifestaciones.

Capitulo 3

Dios es Espíritu

Juan 4:24 24Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.

La Biblia nos habla del Espíritu de Jesús, el Espíritu de Cristo y el Espíritu del Señor. Estos nombres hablan de los diferentes niveles de relación que podemos tener con Dios. También nos habla de los diferentes niveles que Dios se revela a su pueblo.

El Espíritu de Jesús
Filipenses 1:9 Porque sé que esto se me tornará á salud, por vuestra oración, y por la suministración del Espíritu de Jesús el Cristo
La Biblia dice y llamaras su nombre Jesús pues el salvara a su pueblo de sus pecados. Conocer a Dios en esta nombre, Jesús, significa conocer a Dios en la dimensión
Salvación: La palabra salvación es sinónimo de perdón de pecados, sanidad, liberación y prosperidad. Es importante que conozcamos a Jesús, pero también es importante que avancemos en conocer a Dios en sus otras manifestaciones (Cristo, Señor)
La revelación de Jesús hace una operación profunda en nuestro espíritu. Nuestra alma y cuerpo también necesitan ser salvos por Dios.

El nombre Jesús se identifica con el lugar en donde Dios ministra a las necesidades del hombre. Comparándolo al tabernáculo que edifico Moisés, esta área es el Atrio.

Las doctrinas elementales ministran a nuestras vidas pero no traen perfección como dice en Hebreos 6:1-2 1Por tanto, dejando los rudimentos de la doctrina de Cristo, vamos adelante a la perfección; no echando otra vez el fundamento del arrepentimiento de obras muertas, y de la fe en Dios, 2de la doctrina de bautismos, y de la imposición de manos, y de la resurrección de los muertos, y del juicio eterno.

El Espíritu de Cristo
El Espíritu de Cristo es el Espíritu Santo. 1 Pedro 1:11 Escudriñando cuándo y en qué punto de tiempo significaba el Espíritu de Cristo que estaba en ellos, el cual prenunciaba las aflicciones que habían de venir á Cristo, y las glorias después de ellas.

La operación del Espíritu de Cristo es una obra de Dios en nuestra alma. Dios va a traer perfección a nuestra alma en esta dimensión de la operación de Dios.

El Cristo es en donde empieza la ministración del hombre hacia Dios.

Solamente los sacerdotes pueden ministrar a Dios. Dios nos ha llamado y escogido para que seamos Reyes y Sacerdotes de Dios.

El secreto de ser transformados en el alma es ejercer el ministerio de sacerdotes delante de Dios.

Cuando conocemos a Dios en esta dimensión tendremos revelación (rema) de Dios y nos convertiremos en el altar de incienso: oración, alabanza y adoración y la intersección.

El Espíritu del Señor
Lucas 4:18 El Espíritu del Señor está sobre mí: Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres: Me ha enviado para sanar a los quebrantados de corazón: Para predicar libertad a los cautivos: Y a los ciegos vista: Para poner en libertad a los quebrantados:

Siete Espíritus
Isaías 11:1-5 1Y saldrá una vara del tronco de Isaí, y un vástago retoñará de sus raíces. 2Y reposará sobre Él el Espíritu de Jehová; espíritu de sabiduría y de inteligencia, espíritu de consejo y de poder, espíritu de conocimiento y de temor de Jehová. 3Y le hará entender diligente en el temor de Jehová. No juzgará según la vista de sus ojos, ni argüirá por lo que oyeren sus oídos; 4sino que juzgará con justicia a los pobres, y argüirá con equidad por los mansos de la tierra; y herirá la tierra con la vara de su boca, y con el espíritu de sus labios matará al impío. 5Y la justicia será el cinto de sus lomos, y la fidelidad el ceñidor de sus riñones.

Apocalipsis 1:4 Juan, a las siete iglesias que están en Asia: Gracia sea a vosotros, y paz del que es y que era y que ha de venir, y de los siete Espíritus que están delante de su trono;
Apocalipsis 4:5 Y del trono salían relámpagos y truenos y voces; y delante del trono ardían siete lámparas de fuego, las cuales son los siete Espíritus de Dios
Apocalipsis 5:6 Y miré; y, he aquí, en medio del trono y de los cuatro seres vivientes, y en medio de los ancianos, estaba en pie un Cordero como inmolado, que tenía siete cuernos, y siete ojos, que son los siete Espíritus de Dios enviados a toda la tierra.

Tres Niveles en Dios

Jesús es nuestro ejemplo. Dios va a hacer en nosotros lo mismo que hizo en el.
Jesús experimentó Egipto, el Desierto y La Tierra Prometida. Esto también habla de las tres fiestas de Dios: La Pascua, El Pentecostés y los Tabernáculos.
Éxodo 23:14-16 14Tres veces en el año me celebraréis fiesta. 15La fiesta de los panes sin levadura guardarás: Siete días comerás los panes sin levadura, como yo te mandé, en el tiempo del mes de Abib; porque en él saliste de Egipto: y ninguno se presentará delante de mí con las manos vacías: 16También la fiesta de la siega, los primeros frutos de tus labores que hubieres sembrado en el campo; y la fiesta de la cosecha a la salida del año, cuando hayas recogido tus labores del campo.
Deuteronomio 16:16
6Tres veces cada año parecerá todo varón tuyo delante del SEÑOR tu Dios en el lugar que él escogiere: en la fiesta solemne de los panes cenceños, y en la fiesta solemne de las semanas, y en la fiesta solemne de los tabernáculos. Y no parecerá vacío delante del SEÑOR:

Estas tres fiestas de Dios todavía son validas aun para nosotros, la única diferencia es que ahora se celebran con la revelación nueva que Dios esta trayendo a través de su Espíritu y de su palabra

La Travesía de Jesús
Egipto: El Rey Herodes se levantó para destruir a Jesús, pues entendió por los magos que Jesús nacía como rey. Siendo que el era el rey de esa región se sintió inseguro pensando que Jesús le iba a quitar su posición y reino.
Dios esconde a Jesús en Egipto y lo regresa a Judea hasta después de la muerte del rey Herodes
Mateo 2:13-15
13Y partidos ellos, he aquí el ángel del Señor aparece en sueños á José, diciendo: Levántate, y toma al niño y á su madre, y huye á Egipto, y estáte allá hasta que yo te lo diga; porque ha de acontecer, que Herodes buscará al niño para matarlo. 14Y él despertando, tomó al niño y á su madre de noche, y se fué á Egipto; 15Y estuvo allá hasta la muerte de Herodes: para que se cumpliese lo que fué dicho por el Señor, por el profeta que dijo: De Egipto llamé á mi Hijo.

Egipto es el lugar en donde el pueblo de Israel celebró la pascua. Esta es la primera fiesta que Dios instituyó en su pueblo. Enseguida que comieron la pascua después que el Señor derramó su ultimo juicio sobre Faraón y los egipcios, Israel salió de prisa de Egipto entrando al desierto en camino a la tierra prometida.

Jesús es nuestra pascua. Al participar de la pascua, Dios nos ha libertado de las garras de Faraón y del sistema de Egipto

Desierto:
Jesús se bautizó en el Jordán y allí recibió el Espíritu Santo. El Espíritu Santo lo llevó al desierto.

Lucas 4:1 1Y Jesús, lleno del Espíritu Santo, volvió del Jordán, y fue llevado por el Espíritu al desierto

Israel experimentó la fiesta de Pentecostés en el desierto. En esa fiesta Dios se manifiesta a Israel y los llama a que sean parte de los planes que Dios quiere llevar a cabo en la tierra.
Éxodo 19:3-6
3Y Moisés subió a Dios; y Jehová lo llamó desde el monte, diciendo: Así dirás a la casa de Jacob, y anunciarás a los hijos de Israel: 4Vosotros visteis lo que hice a los egipcios, y cómo os tomé sobre alas de águilas, y os he traído a mí. 5Ahora pues, si obedeciereis mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos; porque mía es toda la tierra. 6Y vosotros me seréis un reino de sacerdotes, y nación santa. Éstas son las palabras que dirás a los hijos de Israel.

Tierra Prometida
Jesús regresó del desierto a tomar posesión de las promesas de Dios.
Lucas 4:14 Y Jesús volvió en el poder del Espíritu a Galilea, y salió su fama por toda la tierra de alrededor.
La llenura del Espíritu Santo en Jesús vino a su vida para equiparlo a vencer en el desierto. Para ministrar Jesús no ministró por la llenura del Espíritu Santo, si no que por el poder del Espíritu del Señor.

Lucas 4:18
El Espíritu del Señor está sobre mí: Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres: Me ha enviado para sanar a los quebrantados de corazón: Para predicar libertad a los cautivos: Y a los ciegos vista: Para poner en libertad a los quebrantados:

Los Discípulos

Dios hizo en los discípulos la misma obra que hizo en Jesús. Esta misma obra el Señor hará en nosotros hasta que lleguemos a experimentar el Espíritu del Señor.

En los últimos días que Jesús estuvo en la tierra, el trabajó para que sus discípulos experimentaran estas tres fiestas: Pascua, Pentecostés y Cabañas para así llevarlos al nivel necesario para que ellos pudieran también ministrar en la misma forma que el lo hizo.

Egipto
Como sabemos la fiesta a celebrar en Egipto es la fiesta de la Pascua, Jesús celebró esta fiesta con ellos.
Mateo 26:17
17Y el primer día de la fiesta de los panes sin levadura, vinieron los discípulos a Jesús, diciéndole: ¿Dónde quieres que aderecemos para que comas la pascua?

El desierto
La fiesta en el desierto es la fiesta de Pentecostés
El Espíritu Santo
Juan 20:22 Y habiendo dicho esto, sopló en ellos, y les dijo: Recibid el Espíritu Santo.

Re-Vestidos
A pesar de que los discípulos habían recibido el Espíritu Santo, había algo mas que ellos necesitaban para llevar a cabo la obra de Dios en la tierra.
Jesús les instruyó que fueran a Jerusalem y esperaran ser re-vestidos del poder de Dios.
Lucas 24:49 Y he aquí, yo enviaré sobre vosotros la promesa de mi Padre: mas vosotros quedaos en la ciudad de Jerusalén, hasta que seáis investidos con poder de lo alto.

Pentecostés
Hechos 2:1-4
1Y cuando se cumplieron los días de Pentecostés, estaban todos unánimes en un mismo lugar. 2Y de repente vino un estruendo del cielo como de un viento recio que corría, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados; 3y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos. 4Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen.

Tierra Prometida:
La Forma en que Dios equipa a su pueblo a entrar a la tierra prometida y conquistar a todas las naciones es en habitar en medio de su pueblo. Cuando Dios habita en medio de su pueblo, el imparte su gloria; esta es la fiesta de la cabañas o de los tabernáculos.

Jesús es ahora Cristo y Señor:
Pedro en su primera predicación presenta a Jesús en su nuevo nombramiento que vino de Dios. El Hijo de Dios ya cumplió su ministerio como Jesús (salvador, sanador, libertador) Ahora el Padre le ha dado otro nombre y por lo tanto otro ministerio.
Hechos 2:34-36
34Porque David no subió a los cielos; pero él dice: Dijo el Señor a mi Señor: Siéntate a mi diestra, 35hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies. 36Sepa pues ciertísimamente toda la Casa de Israel, que a este Jesús que vosotros crucificasteis, Dios ha hecho el Señor y el Cristo.

El Señor Habita con su Pueblo:
La fiesta de las cabañas es la fiesta donde Dios habita en medio de su pueblo. Entendemos por la escritura anterior que Jesús después de su resurrección volvió a tomar su naturaleza divina. Desde su resurrección en adelante el Hijo de Dios era en si Dios en un cuerpo glorificado y por cuarenta días habitó en medio de sus discípulos. Los discípulos celebraron la fiesta de las cabañas con el Hijo de Dios glorificado
Hechos 1:1-3
1Primero hemos hablado, oh Teófilo, de todas las cosas que Jesús comenzó a hacer y a enseñar, 2Hasta el día en que, habiendo dado mandamientos por el Espíritu Santo a los apóstoles que escogió, fue recibido arriba; 3a los cuales, después de haber padecido, se presentó vivo en muchas pruebas, apareciéndoles por cuarenta días, y hablándoles del Reino de Dios.

Podemos decir entonces que los discípulos de Jesús entraron a poseer la tierra prometida en un sentido espiritual. Vemos que lo que los discípulos lograron hacer en los primeros años de la existencia de la iglesia solamente se puede lograr por la operación del Espíritu del Señor y por la manifestación de la gloria de Dios.
Ya hemos tocado el tema de los tres niveles en relación y conocimiento de Dios: Jesús en el Atrio, Cristo en el lugar Santo y el Señor en el lugar Santísimo

Quiero terminar este estudio con algunas ilustraciones de lo que significa la manifestación de la gloria de Dios, siendo que esta manifestación sucede por la ministración del Espíritu del Señor desde el lugar santísimo del tabernáculo.

La manifestación de la gloria de Dios estuvo en Jesús, sus discípulos y pronto esta manifestación se volverá a ver en la tierra a través de los hijos de Dios.

Manifestación de la Gloria de Dios

La Gloria de Dios en el Rostro:
La gloria de Dios se ha dejado ver en el rostro de algunas personas.
Jesús
Los discípulos vieron la gloria de Dios en el rostro de Jesús.
2 cor 4:6
6Porque Dios, que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz, es el que resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo.
La Gloria de Dios se manifestó en el rostro y el cuerpo de Jesús
Mateo 17:1-2
1Y DESPUÉS de seis días, Jesús toma á Pedro, y á Jacobo, y á Juan su hermano, y los lleva aparte á un monte alto: 2Y se transfiguró delante de ellos; y resplandeció su rostro como el sol, y sus vestidos fueron blancos como la luz.
Esteban
Esteban fue uno de los discípulos elegidos a ser diacono de la iglesia. La Gloria de Dios se manifestó en el rostro de Esteban.
Hechos 6:15
5Entonces todos los que estaban sentados en el concilio, puestos los ojos en él, vieron su rostro como el rostro de un ángel.

La Gloria de Dios en la ministración de Palabra de Dios:
Mucha gente que oyó predicar a Jesús reconocían que el enseñaba como alguien que enseña con autoridad.
Mateo 7:28-29 28Y fué que, como Jesús acabó estas palabras, las gentes se admiraban de su doctrina; 29Porque les enseñaba como quien tiene autoridad, y no como los escribas.
Esteban manifestó así la gloria de Dios también.
Hechos 6:10 10Mas no podían resistir á la sabiduría y al Espíritu con que hablaba.

La Gloria de Dios en Milagros y Sanidades
Las obras que obró Jesús manifestaron la gloria de Dios; un ejemplo es cuando Jesús convirtió el agua en vino
Juan 2:11 11Este principio de señales hizo Jesús en Caná de Galilea, y manifestó su gloria; y sus discípulos creyeron en él. Todos los milagros y sanidades que Jesús obró los hizo por la gloria de Dios en el.
Las obras que operó Esteban dieron testimonio de la gloria de Dios.
Hechos 6:8 8Empero Esteban, lleno de gracia y de potencia, hacía prodigios y milagros grandes en el pueblo.

La Gloria de Dios en Nosotros
Lo que Dios hizo en Jesús y en los discípulos lo hará también en nosotros que nos ha tocado vivir en los últimos tiempos de esta economía de Dios. La palabra de Dios dice que la gloria de la casa postrera va a ser mayor que la de la casa primera.
Transformados:
Hay una obra de transformación que Dios quiere llevar a cabo en nosotros. Dios va a lograr esta transformación a través de algunas herramientas que el ha señalado.
Se ha mencionado que en el tabernáculo, la ministración a Dios empieza en el lugar santo y solamente los sacerdotes entran a este lugar.
Sacerdotes:
Esta transformación sucede cuando ejercemos nuestro ministerio sacerdotal delante del Señor.
2 Cor 3:18 18Por tanto, nosotros todos, mirando á cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma semejanza, como por el Espíritu del Señor.
Entendemos entonces que cuando ministramos a Dios, no lo hacemos para que Dios cambie su opinión en cuanto a algo que nosotros queremos que el haga; cuando ministramos a Dios, nosotros somos transformados. Hay varios niveles de esta transformación…de gloria en gloria…pero el final va a ser que los hijos de Dios van a tener la semejanza y la imagen de Dios.
Llegará el tiempo en que por la manifestación del Espíritu del Señor, los hijos de Dios alcanzarán la perfección. Dios va a restaurar su semejanza en sus hijos.
Sigamos avanzando en conocer a Dios y busquemos la transformación de nuestras vidas por la obra del Espíritu de Dios. Seamos hombres y mujeres que tomemos en serio nuestro ministerio sacerdotal delante de Dios.

Madurez:
Gálatas 4:1-7 1TAMBIÉN digo: Entre tanto que el heredero es niño, en nada difiere del siervo, aunque es señor de todo; 2Mas está debajo de tutores y curadores hasta el tiempo señalado por el padre. 3Así también nosotros, cuando éramos niños, éramos siervos bajo los rudimentos del mundo. 4Mas venido el cumplimiento del tiempo, Dios envió su Hijo, hecho de mujer, hecho súbdito á la ley, 5Para que redimiese á los que estaban debajo de la ley, á fin de que recibiésemos la adopción de hijos. 6Y por cuanto sois hijos, Dios envió el Espíritu de su Hijo en vuestros corazones, el cual clama: Abba, Padre. 7Así que ya no eres más siervo, sino hijo, y si hijo, también heredero de Dios por Cristo.
La Biblia dice que mientras que el heredero es niño en nada es diferente al siervo; esclavo de los rudimentos del mundo y bajo tutores. Cuando nacemos en el reino somos niños espirituales y no vamos a recibir lo que nos pertenece hasta que alcancemos la madurez.
Juan 1:12 12Mas á todos los que le recibieron, dióles potestad ( Validez, Autorización) de ser (llegar a ser) hijos de Dios, á los que creen en su nombre (Jesús, Cristo, Señor)
El Padre es quien anuncia de que ya somos hijos (El ejemplo de Jesús cuando el Padre anuncia tres veces que Jesús es su hijo)
Hemos sido adoptados y estamos en el proceso de recibir la declaración de que somos hijos de Dios.
Vemos que Dios ha puesto el Espíritu de su hijo para que clamemos a Dios: Abba.
Por la declaración del Padre y por el Espíritu del hijo de Dios en nosotros dejamos de ser esclavos y somos hijos y así recibimos nuestra herencia del Padre a través de Cristo.

Los que manifiestan la gloria de Dios en la tierra no son los niños si no que los hijos maduros en Dios. La creación espera la manifestación de la gloria de Dios en los hijos maduros en Dios.
Rom 8:19 9Porque el continuo anhelar de las criaturas espera la manifestación de los hijos de Dios.
La madurez es una meta que se alcanza por etapas. No nos conformemos a permanecer en donde estamos, avancemos al próximo nivel de madurez en el Señor.
Camino Excelente:
1 Cor 12:31 31Empero procurad los mejores dones; mas aun yo os muestro un camino más excelente.
Dos preguntas: ¿ Cuál es el Camino? ¿ Camino a Que?

Después que el apóstol Pablo enseña de las manifestaciones del Espíritu Santo y de los diversos ministerios, nos da a entender que todo esto es temporal y no nos va a llevar a la meta establecida por Dios: Madurez.
Las manifestaciones del Espíritu Santo son necesarias en la iglesia; solo porque una persona experimente todas estas manifestaciones no quiere decir que ya alcanzó ser transformado en Dios. Podemos ser usados en todas estas manifestaciones y aun así nuestro carácter y nuestra vida no ha sido transformada para reflejar la semejanza y la imagen de Dios.
Podemos recibir de Dios un ministerio poderoso, pero aun esto no hará una transformación completa en nosotros.
¿ Cual es este camino mas excelente entonces?
Gal 5:22-23 22Mas el fruto del Espíritu es: caridad, gozo, paz, tolerancia, benignidad, bondad, fe, 23Mansedumbre, templanza: contra tales cosas no hay ley.
El camino a la madurez es: Decirle no a las obras de la carne y colaborar con el Espíritu para que de su fruto a través de nuestras vidas.

1 Cor 13:8 8La caridad nunca deja de ser: mas las profecías se han de acabar, y cesarán las lenguas, y la ciencia ha de ser quitada; 9Porque en parte conocemos, y en parte profetizamos; 10Mas cuando venga lo que es perfecto, entonces lo que es en parte será quitado. 11Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño, mas cuando ya fuí hombre hecho, dejé lo que era de niño. 12Ahora vemos por espejo, en obscuridad; mas entonces veremos cara á cara: ahora conozco en parte; mas entonces conoceré como soy conocido.

Cuando venga lo perfecto (los hijos maduros), entonces las manifestaciones del Espíritu Santo van a ser quitadas por Dios y la manifestación de la gloria de Dios será por el Espíritu del Señor.

Los hijos maduros de Dios tendrán la vida, el carácter y todos los atributos que tiene el Padre Celestial.

El Espiritu de Dios

Print article

Leave a Reply

Please complete required fields

>